Educándonos | La Escuela de Facilitadoras/es en la Radio
16780
single,single-post,postid-16780,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

La Escuela de Facilitadoras/es en la Radio

398b885a89

10 Ene La Escuela de Facilitadoras/es en la Radio

“Yo soy parte del fracaso escolar. Llevaba cuatro
años fuera del sistema educativo y ahora he encontrado una ilusión, he
pensado en retomar los estudios cuando acabe el PCPI. Cuando me enteré
de esta escuela de facilitadores pensé que si a mi nadie me ayudó, yo
puedo ayudar a alguien a que no fracase”. Es el testimonio de Mohamed,
un participante de la Escuela de Facilitadores Juveniles Comunitarios
que Fundación Pioneros ha puesto en marcha con la intención de formar
líderes juveniles que promuevan el cambio en su entorno.  

En nuestro espacio de radio en la Cadena Ser En
Clave Pionera contaron su experiencia José Manuel Valenzuela, director
del programa Educándonos de Pioneros; Nerea Sáenz de Urturi, orientadora
del IES Sagasta; Mohamed El Mitari, Marcos Jiménez y Andrea Urquidi,
participantes de la Escuela de Facilitadores.

José Manuel Valenzuela explicó que esta escuela
se puso en marcha el pasado mes de noviembre y se trata de un espacio en
el que los jóvenes se pueden formar para el trabajo social juvenil.
“Para  nosotros un facilitador es una persona que tiene habilidades y
competencias para desarrollar un trabajo comunitario. Una persona
crítica, que promueve el cambio comunitario. Queremos formar a jóvenes
para que se conviertan en líderes y referentes de su cambio social. Es
importante ofrecer una formación alternativa a jóvenes sin recursos
educativos, ofrecerles la opción de situarse en un rol y animarlos a
seguir formándose y cambiar el contexto en el que nos encontramos”. 
Nerea Sáenz de Urturi comentó que hay que
“aprovechar el entusiasmo de los jóvenes, su vitalidad y sus ideas, es
bueno que ellos participen en la transformación social, con su energía y
vitalidad”.  
Por su parte los jóvenes, Mohamed, Marcos y Andrea
hablaron de esta escuela en términos muy positivos. Andrea señaló que va
a estas clases con la expectativa de aprender, estar a gusto y formarse
para tener un buen futuro; a Mohamed le parece una buena porque
“aprendes más y puedes enseñar a los demás cosas que en la calle no
puedes aprender”; Marcos destacó la interculturalidad de esta escuela y
señaló que a él le ha servido para conocer y comprender otras culturas y
relacionarse con ellas.  

En relación a esta afirmación, Nerea indicó que en
el IES Sagasta “tenemos experiencia con alumnos de distinta procedencia y
hemos visto que es muy bueno, lejos de paralizar el aprendizaje de la
clase, aporta muchas cosas buenas”.  

José Manuel concretó que hay una gran diversidad
cultural en esta escuela, “nos gusta que sea así porque es un reflejo de
la sociedad”. Además, añadió que “cuando hablamos de participación nos
la creemos y queremos que los participantes tengan la voz. Cuando a los
jóvenes se les da la batuta, los buenos resultados se pueden ver de
inmediato”.  
Los participantes en esta tertulia animaron a otros
jóvenes a sumarse a iniciativas como estas, en las que, según palabras
de Mohamed, “surge chispa, alegría”; para Andrea “no es igual que las
clases normales, estamos mucho más motivados, en esta escuela se han
cumplido nuestros sueños”; Marcos indicó que “me gusta ayudar a la gente
y haciendo estos cursos tengo la oportunidad de ayudar a otros
jóvenes”.  
Un testimonio similar al de Mohamed, que dijo
sentirse parte del fracaso escolar al estar “cuatro años fuera del
sistema educativo y ahora he encontrado una ilusión, he pensado en
retomar los estudios cuando acabe el PCPI. Cuando me enteré de esta
escuela de facilitadores pensé que si a mi nadie me ayudó, yo puedo
ayudar a alguien a que no fracase”.