Educándonos | CAMPAMENTO EN EL RASILLO – ABRIL 2016
16728
single,single-post,postid-16728,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

CAMPAMENTO EN EL RASILLO – ABRIL 2016

0

26 Abr CAMPAMENTO EN EL RASILLO – ABRIL 2016

Decía Nelson Mandela que “la honradez, la sinceridad, la sencillez, la humildad, la generosidad sin esperar nada a cambio, la falta de vanidad, la buena disposición para ayudar al prójimo (cualidades muy al alcance de todo ser) son la base de la vida espiritual de una persona”.

En el campamento de El Rasillo hemos trabajado entorno a los valores y  las actitudes que buscan, en el bien común y en el trabajo bien hecho, un espacio para la convivencia y el encuentro.

Hemos encontrado toda esa riqueza y algunas cosas más. Nos hemos encontrado con muchas y muchos jóvenes que han puesto en práctica actitudes y valores que no solemos ver en el día a día que nos marca, quizá el ritmo de la vida cotidiana en la ciudad.
Nuestro campamento se desarrolló durante los días 30, 31 de marzo y 1 de abril en el Albergue que dispone el IRJ en El Rasillo de Cameros (municipio de la comunidad autónoma de La Rioja) pero a decir verdad,  dio comienzo unas semanas antes con la preparación por parte de un grupo promotor de jóvenes, de algunos aspectos relacionados con los contenidos y la organización del mismo.

El hilo conductor se ha desarrollado bajo el título “Out Of The Box desde el cuerpo y la mente” desde donde hemos construido una propuesta educativa en el marco de la convivencia, el interconocimiento grupal, el aprendizaje y el descubrimiento de elementos importantes para el crecimiento personal y la convivencia.

Os vamos a contar algunas actividades que hicimos.


“CONOCIENDO EL ENTORNO”
El primer día, después de colocar nuestros enseres, organizar espacios y distribuir tareas, lo dedicamos a conocer un poco el entorno más cercano.
Después de dar la bienvenida oficialmente y presentarnos brevemente en señal de hospitalidad y acogida a las chicas y chicos que se incorporaban al grupo,  iniciamos por grupos, una salida por una hermosa senda que nos condujo hasta Ortigosa, población situada en la comarca del Camero Nuevo, muy cerca de El Rasillo.

Por el camino, cada grupo se detenía un instante para reflexionar sobre un texto que hacía referencia a las 7 leyes de las relaciones interpersonales, un texto que invita a la puesta en práctica de actitudes relacionadas con la empatía, el respeto, la cooperación y la escucha activa, entre otras.
Uno de los textos relacionados con la escucha activa decía lo siguiente:
…Escuchar es algo más que oír. Escuchar supone un interés genuino por conocer el pensamiento de la otra persona. No es fácil en la práctica esta manera de actuar pues es frecuente estar más pendiente de juzgar el mensaje o preparar lo que se piensa decir.
La escucha empática va más allá todavía…

 Se escucha de modo empático cuando se captan los sentimientos de otra persona, cuando alguien se hace cargo del estado de ánimo de otro. Requiere interés por la persona, generosidad y una serie de habilidades específicas…


La tarde dio paso a una divertida ginkana en la que todos pusimos a prueba nuestro ingenio, nuestra agilidad y otras destrezas.



“LA NOCHE Y SU MAGIA”

La noche nos deparaba un juego nocturno que prepararon un grupo de chicos y chicas. La diversión y el miedo fueron los dos ingredientes que estuvieron presentes para dar paso a una gran velada musical en donde pudimos darnos cuenta de las grandes dotes musicales y artísticas de todo el grupo.

La mañana del domingo pudimos dedicar un rato a poder reflexionar sobre el sentido de un texto que leímos en grupo del que sacamos algunas conclusiones útiles para la relación con los demás. 

Tuvimos la oportunidad de visitar las cuevas de Ortigosa, con un recorrido de 236 metros En principio, la galería desciende unos cinco metros para seguir en horizontal durante todo su recorrido. Posee en su interior espectaculares muestras del karst de la zona: estalactitas, estalagmitas, columnas, etc. y muchas estructuras que son claramente un capricho de la naturaleza. 

Quedamos maravillados de la hermosura y la buena conservación de las mismas.

Esto y mucho más fue lo acontecido en el Campamento del Rasillo. 

Si quieres saber algo más…

NO NOS MIRES, ¡ÚNETE!