Educándonos | EL ACOSO ESCOLAR NO ES UN JUEGO DE NIÑOS
16711
single,single-post,postid-16711,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

EL ACOSO ESCOLAR NO ES UN JUEGO DE NIÑOS

bocadilloacoso

20 Oct EL ACOSO ESCOLAR NO ES UN JUEGO DE NIÑOS

El acoso escolar, por desgracia, vuelve a ser portada en los medios de comunicación y no precisamente por un descenso de agresiones, sino por todo lo contrario.
Entre los datos que recoge el último informe realizado por Save The Children, figura que el 9,3 por ciento de los estudiantes considera que ha sufrido acoso en los últimos dos meses, y un 6,9 por ciento se considera víctima de ciberacoso. En cuanto a los acosadores, un 5,4 por ciento de los niños reconoce haber acosado a alguien y un 3,3 por ciento reconoce haberlo hecho a través de Internet o redes sociales.
Son formas de violencia entre iguales en el entorno escolar que a menudo resultan invisibles, debido a que las propias víctimas las ocultan por no saber qué hacer, vergüenza o temor a que las agresiones se recrudezcan, un miedo que se extiende con frecuencia a los compañeros que son testigos que, por temor a convertirse también en objetivo de los acosadores, prefieren callar e incluso apoyarles.
Lo más duro de esta forma de violencia es que llega un momento en que la víctima termina por creer que tiene defetos que motivan los insultos y descalificaciones de sus agresores y llega a tener sentimientos de autodestrucción.
En los casos más graves, el acoso escolar puede terminar con la vida del que lo sufre, que ve como única salida el suicidio. Ante esta situación, expertos reclaman que el acoso y el ciberacoso formen parte de una estrategia de lucha integral contra la violencia contra la infancia, que tenga los recursos necesarios para prevenirla antes de que se produzca, con formación especializada a los profesionales y sensibilización a toda la sociedad. También que pueda frenar la violencia cuando ya ha sucedido, dotando de herramientas al niño para que sepa que está siendo una víctima y dónde y cómo pedir ayuda. Sin duda, es una demanda que el próximo Gobierno deberá atender.
Desde el Taller de Radio que llevamos a cabo, hemos realizado un pequeño trabajo en el que tratamos de profundizar un poco sobre esta forma de violencia que la sociedad no es capaz de atajar definitivamente.
Queremos dar las gracias a Ummar Muhamad por su labor de entrevistador,  los chicos y chicas que nos han ofrecido su testimonio, a la responsable que han participado en el mismo y a la periodista Sara Sanz, que nos ha ayudado a ordenar y darle estructura a este programa que aborda un tema que nos afecta a todos.