Educándonos | Convivencia en la Villa de Ocón
17973
single,single-post,postid-17973,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Convivencia en la Villa de Ocón

Convivencia en Ocon 1

24 Feb Convivencia en la Villa de Ocón

El fin de semana del 24-25 de febrero, tuvo lugar en la Villa de Ocón una convivencia muy especial para el caminar de Educándonos, ya que tras 6 años de andadura, volvimos al lugar donde se soñó lo que hoy es Educándonos.

Convivencia en Ocon 2En abril de 2013, 6 jóvenes con sus educadoras y educadores, expresaron sus deseos de lo que les gustaría que fuera Educándonos, y esta vez, 5 años después, fueron 25 las personas jóvenes del Grupo Motor y de la Escuela de Liderazgo, quienes aportaron su granito de arena para seguir soñando en lo que queremos que sea Educándonos.

Fueron dos días intensos y llenos de emociones, en los que pudimos celebrar todo lo conseguido y agradecer todo lo que hemos aprendido y disfrutado en estos años. Y lo mejor de todo, fue que la dinamización de la convivencia recayó en su mayoría en jóvenes, que fueron las verdaderas protagonistas.

Ander Alonso, un joven participante de la Escuela de Liderazgo que se ha incorporado hace poco a Educándonos, nos relata su experiencia: 

“Esta convivencia a la Villa de Ocón ha sido mi primera actividad con Pioneros. Me apunté el primer día que fui a Educándonos a la escuela de Liderazgo y me pareció una oportunidad perfecta para conocer a más gente de la fundación y perder un poco la vergüenza que tengo cuando no conozco a casi nadie.

Cuando esperábamos al bus ya conocía a alguien con los que había coincidido en Liderazgo y en la plataforma de empleo.

Convivencia en Ocon 3Al llegar al pueblo, escribimos en un gran papel las normas de convivencia en el albergue.

Tras esto, subimos a elegir cada uno su habitación, eran compartidas con literas, y cuando dijeron que la de arriba estaba en la buhardilla…me fui directo.

Tuvimos un tiempo libre antes de comer para preparar nuestra cama y hablar un poco.

Las tareas en la cocina las hicimos por grupos que se habían elegido anteriormente por el educadores/as y jóvenes facilitadores/as (cocinar, poner la mesa y fregar).

Hicimos diversos juegos los cuales me ayudaron a perder la vergüenza y aprenderme algún nombre más.

La noche del sábado hicimos un mural con actividades que nos gustaría hacer en un futuro en Pioneros. Luego repasamos lo que se pidió en la anterior acampada en la Villa de Ocón y señalamos los cumplidos.

A la mañana siguiente hicimos algo de senderismo al antiguo molino del pueblo.

Y dos chicos pakistaníes con algún ayudante se fueron a preparar el arroz típico de su país (muy bueno por cierto). Y el resto hicimos un poco de senderismo por otra ruta de vuelta (bastante más rara que a la ida, por un camino tapado por la maleza). Lo que hizo que llegásemos a la hora de comer.

Después de comer, un poco de descanso y de seguido una actividad de repaso de nuestro paso por Pioneros.

Para acabar…todos a hacer las maletas para volver a Logroño”.

Para acabar, decir que esto sigue, y que Educándonos se reinventa gracias a todas las personas que aportan su tiempo, sus esperanzas, ilusiones y su energía en ello.

¡Gracias!