Educándonos | CAMPAMENTO DE VERANO EN CÓBRECES (CANTABRIA) 2016
16717
single,single-post,postid-16717,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

CAMPAMENTO DE VERANO EN CÓBRECES (CANTABRIA) 2016

2_1415067892580380750_ncopia_Snapseed-1

27 Jul CAMPAMENTO DE VERANO EN CÓBRECES (CANTABRIA) 2016

“…¿Que nos vamos a Cóbreces?   ¿dónde está ese lugar?  
“En La Rioja no me suena”…

El día 13 de Julio, un grupazo de 45 personas de Educándonos, llenas de ilusión y de energía juvenil, pusimos rumbo a Cóbreces, un precioso pueblito de la cosa de Cantabria, donde hemos disfrutado de 5 días inolvidables en nuestro campamento.

Cóbreces es una localidad de la provincia Cantabria situada en el municipio de Alfoz de Lloredo. En el año 2014 contaba con una población de 569 habitantes, distribuida en los barrios de Rivero, Quintanilla, Quintana, Los Corrales, El Pino, Somavia, San Roque.
Allí estuvimos del 13 al 17 de julio un grupo de 42 chicos y chicas de Logroño. Conociendo un entorno precioso y a unas gentes amables y hospitalarias haciendo presente nuestro lema del campamento: “Let´s Go Ahead”  o para entendernos mejor: 
“Sigamos Avanzando”!!.
Ese es nuestro deseo: seguir avanzando, seguir creciendo como personas y como grupo.

El viaje transcurrió sin apenas incidencias, 3 horas de trayecto dieron para poder reír, gastar bromas, escuchar bachata (para variar…..), y por supuesto para dormir. A mediodía llegamos a nuestro destino, y nos recibió Raúl, el encargado del Albergue Viejo Lucas, un antiguo internado religioso para niñas, cuyos pasillos nos recordaban a alguna que otra peli de miedo….

Tras recibir las pertinentes instrucciones y alguna información sobre “muertes misteriosas en el antiguo internado”, comimos y nos dispusimos a organizar el espacio de trabajo grupal, explicar los horarios, distribuir los grupos de trabajo, consensuar las normas y presentar al EQUIPO DE CUIDADOS, el cual se encargaría de cuidar que el ambiente y el clima grupal fuese el adecuado, y de gestionar los posibles conflictos que pudieran surgir. 

Cabe destacar que gracias al apoyo en la preparación previa del campamento de jóvenes líderes, se llevaron a cabo diversas actividades gestionadas en parte por ellas y ellos…. ¡¡un paso más hacia la autogestión y el empoderamiento grupal!!!!  Tras el diálogo grupal, un pequeño grupo se animó a dar un paseo por los alrededores del albergue, atravesando campos verdes con el mar al fondo…un paisaje bello y evocador. 

Ya en la velada nocturna, disfrutamos de un show divertidísimo, en el que el “Anjanito Feliz”, se presentó, nos contó un poco de la historia del albergue, y nos hizo reír muchísimo con sus ocurrencias. Después, pasamos un rato estupendo jugando y compartiendo nuestros orígenes y nuestros recuerdos de la infancia sobre un gran mapa del mundo. 

Y así acabó el primer día del campamento…. bueno no exactamente, porque como siempre las pilas estaban bien cargadas y ¡¡la juerga nocturna duró hasta la madrugada!!!!

En nuestro campamento, hemos dedicado varios espacios al diálogo y la reflexión sobre la biodiversidad y nuestra responsabilidad sobre la conservación y  del medio ambiente, sobre nuestro papel como jóvenes en la construcción de una sociedad más justa y nuestra oportunidad para participar activamente, sobre la calidad de nuestras relaciones, nuestra manera de relacionarnos con los demás o cómo son nuestros afectos con nuestra familia, nuestras amistades o con las personas más importantes para nosotras y nosotros.

El lugar que nos acogió fue al abergue Viejo Lucas, un lugar lleno de historia que ofrece a peregrinos y a grupos sus espacios. Los pasillos son muy largos, las camas hacen un ruido increíble pero los salones son amplios y soleados (cuando hay sol, claro).
Allí fue donde estuvimos conviviendo y haciendo un montón de actividades que nos han permitido divertirnos y aprender conviviendo.

VISITA AL PARQUE DE CABÁRCENO


La mañana del miércoles comenzamos con la lectura compartida de una carta escrita por el Jefe Seattle. Sacamos varios extractos y dimos lectura pausada para meditar colectivamente algunas reflexiones con el objeto de introducir el día dedicado a conservación de la biodiversidad.

Previamente a a la visita de Cabárceno, hicimos una parada hasta la hora de comer en Santillana del Mar. Su inmejorable situación geográfica y el bello entorno natural en el que se  enmarca, hacen de Santillana un lugar cercano y al mismo tiempo, un lugar alejado de todo en el que evadirse disfrutando del paisaje, de sus gentes, de su historia o de su amplia agenda cultural.

Los orígenes de la actual Santillana del Mar se remontan al s. VIII, época en la que un grupo de monjes que llevaban consigo las reliquias de una mártir llamada Juliana, se asentaron en una zona deshabitada cerca de la aldea de Planes, situada a los pies del monte Vispieres.
Entre sus calles nos mezclamos con los visitantes para hacer una Ginkana cultural de manera que pudiésemos reconocer mejor algunos enclaves dignos de ser vistos.
Después de comer pusimos rumbo a el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un espacio naturalizado por la mano del hombre, a partir de la belleza primitiva de su paisaje kárstico, sobre las 750 ha de una antigua explotación minera a cielo abierto.
En el Parque de la Naturaleza de Cabárceno la vida se desarrolla en el ambiente más natural posible para los animales que lo habitan. Salvo la alimentación que se les facilita, el resto de las actividades están marcadas por su casi total libertad e instinto. Prácticamente todos ellos desencadenan peleas y luchas en época de celo por el control de las hembras y desde luego, salvo el instinto de supervivencia, el resto de sus sentidos son tan salvajes como en su hábitat natural.
Fíjate la cantidad de animales que se pueden ver: 
En la actualidad por su enorme calidad, las instalaciones del Parque de la Naturaleza de Cabárceno están entre las mejor valoradas por los organismos que vigilan las condiciones de vida de los animales.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está concebido con fines educativos, culturales, científicos y recreativos, habiéndose convertido en uno de los mayores atractivos turísticos del norte de España.

Los más de 20 Km de carreteras que surcan el parque nos conducirán a los diferentes recintos a través de maravillosos desfiladeros, apacibles lagos y sugerentes figuras rocosas. Además, por todo el parque existen numerosas zonas de aparcamiento y sendas que nos permiten descubrir rincones de gran belleza.

En el siguiente enlace puedes obtener más información sobre el parque

https://issuu.com/cantabriainfinita/docs/parque_general_9-7-15

Pero lo mejor es que no te lo cuente y que vayas a verlo. Es una pasada!!

La mañana del sábado pudimos descubrir la belleza del río Deva ya que hizimos su descenso en canoa, una experiencia muy bonita no exenta de algún chapuzón involuntario provocado por algún rápido que sumado con la inexperiencia de algunos hizo que probaran la frescura de sus aguas.

Cabe destacar que el Deva es el río el segundo rio con mas descensos en canoas después del mítico Sella. 

La confluencia del Cares y el Deva en Panes en el tramo medio del río provoca un buen caudal en el rio y por lo tanto suficiente corriente para poder realizar el descenso para afrontar el descenso de la mayor parte del recorrido sin gran esfuerzo y sin tener que bajarse de la misma para navegar.

Después de comer, regresamos a Cóbreces y más concretamente a la Playa de Luaña, donde pasamos el resto de la tarde descansando de la jornada de descenso, una gran experiencia para muchos/as de nosotros/as.

Después de cenar, durante los días de campamento siempre nos esperaba una velada. La de hoy nos haría pausar el ritmo, compartir y reflexionar sobre las personas más importantes que ejercen una influencia positiva en nuestra vida y en el crecimiento personal.

El último día, ya despidiéndonos, le deseamos a nuestro compañero Hakim que le fuera muy bien en su nueva andadura por tierras madrileñas. 
El equipo de educadores le dedicó en público estas palabras: